Facebook Twitter Google +1     Admin

De Pedro Vago de la Calle

Pedro no asintió y sin embargo su amigo preparatoriano inició la lectura:

“Querido amigo blanco:

Hoy te envío esta carta ya que te has convertido en un gran personaje al querer gobernar a la nación más poderosa del mundo, sin embargo, tú que abogas por sacar del país a todos los extraños; extraños o extranjeros no gratos para ti, y más si provienen del sur de tú frontera y por tus pensamientos y acciones me he dado cuenta que naciste en un vientre alquilado, sabe en dónde o de que país o como emigraste a esta gran nación, lo que sí sé que al nacer de vientre alquilado o de probeta sé, que no puedes ser huérfano, ya que no tienes madre, y quizás por ello te has vuelto xenofóbico, además discriminador, así que este tú amigo, que sé que no soy de tú agrado por ser de color, quiero decirte un par de cosas que deberías saber:

 Cuando yo nací; yo era negro. Cuando empecé a crecer, era negro. Cuando voy a la playa soy negro. Cuando tengo frío sigo siendo negro. Cuando tengo pánico soy negro. Cuando estoy enfermo soy negro. Inclusive si me muero continúo siendo negro. En cambio tu mi amigo, amigo blanco. Cuando naces eres rosado. Cuando empiezas a crecer te pones blanco. Cuando vas a la playa te pones rojo. Cuando tienes frío te pones azul. Cuando tienes pánicos te pones amarillo. Cuando estás enfermo te pones verde. Y cuando te mueras te vas a poner gris.... ! Y todavía tienes el descaro de decirme que yo soy un Hombre de Color!

Firma:

EL NEGRO”

27/10/2016 17:59 Tirolimpio #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris