Facebook Twitter Google +1     Admin

Soy invisible.

Un día que vinieron mis primos a casa a comer mi madre les prestaba mucha más atención que a mi. Siempre que le preguntaba algo no me contestaba, en ese momento me sentía invisible y no me gustaba nada de nada. Hasta que me puse muy alterado porque no me contestaban, tuve que gritar pero seguían sin escucharme. Finalmente se fueron mis primos de casa, y yo cansado, de tanto gritar . Les dije a mis padres “hola” y me escucharon, ese día fue uno de los peores.

14/03/2012 10:34 cristian #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris