Facebook Twitter Google +1     Admin

Un puente precioso pero cansino.

20111211165016-vista-de-granada-thumb-1-.jpg

 

Este puente ha sido precioso ya que el viernes me fui a Granada.

Lo más importante de esta ciudad es un palacio llamado "La Alhambra", resulta que las entradas a este palacio se consiguen o por internet o allí mismo, pero como por internet era seguro que las conseguiríamos preferimos por internet. Mi madre pensó que el viernes era puente y por eso las pidió para el viernes. Esa es la razón por la cual no vine al cole el viernes.

Supongo que lo sabréis pero Granada se encuentra en Andalucía, al lado de Almería y Málaga, la ciudad de Granada se encuentra más o menos al centro de la provincia.

Durante el viaje pasamos por toda la costa de Valencia y Alicante, y una vez en Murcia nos metimos al interior y llegamos a Granada (Ciudad).

Nuestro hotel se llamaba "Hostal Azahar", era 1 estrella pero no nos importaba ya que estaríamos continuamente  fuera y solo lo utilizaríamos para dormir o descansar. Cuando nos instalamos en el hotel vimos las habitaciones, tenía dos camas, una grande para mi madre y mi padre, y una más pequeña, la mía, había un baño muy pequeño pero bastaba, ¡lo malo es que no había tele!

Llegamos a Granada a las 15:10 más o menos y nos moríamos de hambre, el restaurante más cercano que vimos fue el que nos dio nuestra primera comida en Granada.

Cuando terminamos nos fuimos a caminar, fuimos a la catedral, a Albaycín y al mirador, en éste último subimos un mogollón de escaleras y estábamos súper cansados, pero valió la pena cuando llegamos.

Oscurecía y por eso nos bajamos y fuimos a una tetería a merendar, mi madre tomó un "Té sueño de invierno" Risa Jajajaja. Luego fuimos al mercadillo y compramos muchos accesorios útiles para la estancia en Granada, cuando terminamos ya era muy tarde y fuimos a un Kebab a cenar y después al hotel a dormir.

Yo esa noche me levanté a las 02:00 de la madrugada y vomité, jajajajjaja.

El sábado nos despertamos a las 8:00 o así y charlamos un poco, una hora después salimos a desayunar, fuimos a un restaurante cualquiera y tomamos unos churros, el problema es que mi madre nunca miró las entradas a la Alhambra, ella pensó que iríamos a las 14:00, ¡pero la entrada ponía que a las 10:00 y eran las 10:15! La Alhambra quedaba lejos y teníamos 45 minutos para llegar, fuimos con prisas pero llegamos.

Una vez allí vimos unas cosas preciosas pero para mi gusto aburridas, muy aburridas, entre ellas estaban muchas cosas árabes y musulmanas. Los árabes utilizaban mucho el agua, ellos inventaron los canales para llevarla y continuamente estábamos rodeados de agua corriendo por los alrededores de la sala.

Acabamos a las 14:00, hora en la que teníamos previsto llegar, nos fuimos a un restaurante y comimos, luego cogimos un autobús y paramos en la catedral de nuevo, pero esta vez la miramos por delante, ya que el viernes la vimos por detrás. La catedral es una torre gigante. Al terminar fuimos al corte inglés a ver como era y yo le quería enseñar los regalos que quería para navidad a mi madre.

Al concluir nos fuimos al hotel a dormir una pequeña siesta porque estábamos la mar de cansados. La pequeña siesta fue muy larga y nos despertamos a las 18:00 todos.

Nos quedaba poco, lo sabíamos, quisimos salir a ver monumentos porque el domingo, o sea hoy, nos íbamos y queríamos disfrutar del último día. Una amiga de mi hermana, llamada Sara, vivía en Granada y mi madre quería visitarla antes de irnos, contactó con ella y quedamos delante de un kiosko, ella se pasó hablando con mamá y yo con papá hasta llegar a un restaurante que había próximo al Corte Inglés, lugar donde Sara trabaja.

No habíamos merendado pero como era  tarde, las 20:30, quisimos ir a un sitio a comer una tapita, muy típicas en Andalucía, cuando acabamos salimos a caminar por ahí hasta que se hicieron las 21:30 y fuimos a un restaurante a hacer una especie de merinda-cena ya que no habíamos merendado nada. El restaurante tenía tele y cenamos, a las 22:00 comenzaba el clásico y solo pudimos ver el primer tiempo ya que teníamos mucho sueño y quedamos en eso.

Al final de la primera parte que iba 1-1 nos fuimos al hotel a dormir hasta el día siguiente.

El domingo nos despertamos muy pronto porque no queríamos llegar tarde, yo estaba nerviosísimo ya que no sabía cómo había quedado el clásico, a las 8:00 nos fuimos y por la radio del coche oí que el Barça ganó 1-3 y celebré todo el viaje la hazaña conseguida.

Hace algo menos de una hora que ya he vuelto. El viaje fue genial pero la vuelta fue muy cansina.

11/12/2011 16:50 Joaco #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris