Facebook Twitter Google +1     Admin

El sastrecillo valiente.

Érase una vez un sastrecillo que no paraba de medir, cortar y coser para que le dieran dinero. Un día, el sastrecillo descansó un poco de medir tomando un poco de miel. La miel atrajo a varias abejas. Entonces les dió un manotazo para espantarlas y 10 abejas empezaron a caer desmayadas.

-¡He derribado 10 abejas de un golpe! ¡El mundo se tiene que enterar de mi valentía!- exclamó-.

El sastrecillo cosió una camisa que ponía: "Diez de un solo manotazo." y fue a enseñárselo a todo el mundo.

Mientras siguió su camino se encontró con un queso más duro que el acero pero dijo "Me lo guardaré para cuando tenga hambre." Rato después se encontró con una mosca bastante grande y se dijo "Si me aburro me hará compañía."

Por el camino se encontró a un gigante que quería pelea.

-Gigante, lee mi camiseta y no querrás que pelee contigo.- dijo el sastrecillo.

El gigante se asombró y dijo:

-¿Es que tú, tan diminuto que eres, has matado a diez enemigos de un golpe?

-Si, sin aguja ni cuchillo, con un manotazo.

-A ver si sabes lo que yo se hacer- dijo el gigante.- A ver si consigues romper una piedra.

El sastrecillo cogió el queso. Lo hizo pasar por piedra y lo rompió. El gigante se quedó asombrado.

-Eres increíble- dijo el gigante.- Pero tengo otra prueba para ti. A ver quien tira la piedra más alto. Empieza tú.

El sastrecillo cogió la mosca y sin enseñarsela al gigante la lanzó y la mosca se fue volando. Entonces, el gigante se quedó maravillado.

-Bueno, debo reconocer que eres muy fuerte. Se lo diré a todos mis amigos y te harás muy famoso.

-Vale, gracias.-dijo el sastrecillo.- Adiós.

Y así el sastrecillo se hizo muy famoso y fue reconocido como el mas fuerte del mundo.

 

10/06/2011 18:34 Diego 5º #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris